domingo, 27 de mayo de 2007

Bolivia y las metas del milenio


La realidad actual de los países latinoamericanos frente a las metas del milenio parece contrastar los informes de crecimiento económico que se ven reflejados en los organismos internacionales como el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Lo que sucede es que ya está demostrado que crecimiento económico no es igual a desarrollo humano. Hay países que han crecido sostenidamente pero sus índices de desarrollo humano y el índice Gini (que mide la distribución de los ingresos) lejos de mejorar ha retrocedido.

Bolivia no es la excepción de lo que se ha visto y reflejado en estos informes. El año 2006 encontró a los bolivianos con resultados preocupantes respecto de su desarrollo humano y, por tanto, en relación con las metas del milenio. Es verdad que se ha avanzado un poco en la reducción de la mortalidad infantil, que de todas maneras es una de las más altas de América Latina, o en el acceso formal a educación primaria.
Sin embargo, en las últimas dos décadas se ha agravado la situación de la pobreza, llegando incluso a afectar a sectores medios que en los últimos 20 años han visto deteriorarse aún más su nivel de vida. Ni qué decir de los sectores mayoritaria y tradicionalmente pobres, conformados por indígenas y mujeres, que van creciendo en número.

Tan es así que la ayuda prestada por el gobierno de Cuba para alfabetizar y prestar atención médica en zonas rurales y peri urbanas de Bolivia está ayudando a compensar en algo las tremendas dificultades que el Estado tiene para resolver estos problemas en la mayor parte de la población. Más allá de la ideología o los cálculos políticos, el haber atendido a más de un millón de personas en menos de 6 meses y alfabetizado a más de cien mil, constituyen datos que no se los puede dejar pasar por alto.
Es por eso que, al margen del clima de polarización política, es deseable y recomendable que los bolivianos hagan acuerdos nacionales para luchar contra la pobreza y el racismo en cualquiera de los sentidos. De la pobreza no se sale solo teniendo un empleo o ganando más dinero, sino también accediendo a un mejor nivel de vida en el que las demandas del conocimiento y el espíritu estén satisfechas.
Fuente: htt://www.construirdesarrollo.org

1 comentario:

uL38 dijo...

Concuerdo con el artículo, pero para poder llegar a un acuerdo en la situacion actual, ambos lados (gobierno y oposición) deben olvidar las diferencias ideologicas, territoriales y trabajar por un solo pais en conjunto, pero luego se debe esperar que el gobierno actual deje de lado el racismo, ya que gracias a ellos mismos se incremento en los ultimos 2 años.

Me parece que la unica manera de escapar a la situacion actual de Bolivia, es migrar del pais en busca de mejores condiciones de vida para nuestras familias.

Y por último, no le veo una solución pronta a los problemas del pais, ni a futuro pues todos tiran para su propio lado.